Habemus… ¡niña!

La segunda fumata ha sido blanca. Esta noche nació la primogénita de los principes de Asturias (a eso de la 1 y pico de la madrugada). Es una niña y se llama Leonor. Sobre el nombre, decir que difícilmente podrian haber encontrado un nombre peor (aunque gracias a Yoda no la llamaron Covadonga). Aunque lo más increible es que nadie habla de la niña ni de la madre, a nadie le importa cómo se encuentran, sólo la reforma constitucional. También es gracioso que en algunos periódicos hablen de la heredera “asturiana”, cuando, por muchos vínculos que tenga con Asturias, no deja de ser madrileña. Habría que ver también cuánto dinero se ha movido a base de apuestas sobre el sexo y el nombre de la niña. A ver cómo se le da a los nuevos papás eso de cuidar niños…

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: