Una buena persona

Ayer sábado conocí a una buena persona. Parece increible, pero es cierto. Fue en el hospital, y fue una de esas ocasiones en que, tras pasar un rato observando a esa persona, llegas a la conclusión de que realmente es una buena persona. Mañana comentaré la experiencia, que todavía salí esta mañana del hospital y estoy algo cansado. Un saludo.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: