Gameworld

Gameworld es el nombre de la exposición que estos días se presenta en el Centro de Arte de la Universidad Laboral de Gijón.
Como hay pocas exposiciones sobre videojuegos aquí en Gijón, esta mañana me fui con mi hermano hasta allí para verla tras informarme por internet de los horarios, tarifas y demás.
Bueno, pues la entrada son 5€ a menos que lleves el carnet universitario, que entonces se queda en 2€ y puedes visitar las exposiciones todo el día. Según había leido, en la exposición se trataría el tema de la historia del videojuego, mostrando algunos de los títulos más importantes desde que los videojuegos existen. Después también se trataría el tema del arte digital y del lugar que ocupan los videojuegos en el panorama actual.
La primera parte de la exposición casi casi se cumple. Es decir, es cierto que había una sala con unos cuantos ordenadores y consolas viejas en las que te podías encontrar algunos títulos muy muy míticos, pero lo de la historia de los videojuegos yo no la vi por ningún lado. Eso sí, te puedes sentar a probar los juegos, que eso de jugar con una Atari o al Warcraft original mola mucho.
Al lado de esa sala tienen un Space Invaders interactivo gigante. Aprovechan una pared como pantalla y una barandilla como interfaz de usuario de forma que según te asomes por un lado de la barandilla disparas desde determinada posición a los marcianitos.
Y en ese punto termina lo interesante de la exposición, porque según bajas las escaleras te encuentras con un batiburrillo de monitores con juegos extraños (incluído un rpg sobre la matanza del instituto de Columbine hecho con el RPGMaker), dispositivos de juego muy pero que muy extraños (cascos que te guían por impulsos) y un poco de arte digital. Cierto es que había alguna cosa interesante, como una escultura que representa un modelo en 3D de un personaje de un juego con todos los polígonos, un Pong mecánico (que además molaba mazo), o unas pantallas gigantes donde puedes navegar por una representación tridimensional del edificio, pero también es cierto que había algunas cosas muy raras como por ejemplo un extraño vídeo hecho con imágenes del Super Mario Bros en una pantalla gigante.
La parte del arte digital está muy bien (si bien es muy pequeña), con algunos retratos hechos por ordenador, algunas imágenes de videojuegos representando la guerra de Irak y otras imágenes famosas representadas en una perspectiva isométrica que recuerdan mucho al Sims.
A parte de eso, un jaleo total. El edificio está totalmente desaprovechado y las exposiciones no están nada bien planteadas (hay otra exposición, pero después de ver lo que han hecho con la de los videojuegos se te quitan las ganas de ver cualquier otra cosa).
En resumen, no os recomiendo que vayáis a verla a menos que de verdad tengáis ganas porque no merece la pena pagar los 2€ de la entrada. Los juegos que hay allí os los podeis bajar para cualquier emulador y los disfrutáis mejor sentaditos en casa con una cocacola.
Aquí os dejo un par de fotos de la visita:

La entrada prometía bastante, con un look muy moderno:

La entrada prometia mucho

Aquí una versión en miniatura de una NES para mostrar el Super Mario Bros 3:

Una compactada NES

Aquí una Atari con el juego Star Raiders:

Una Atari con el antiquisimo Star Raiders

Algunas de las imágenes famosas representadas en perspectiva isométrica (podéis ver la protesta en la plaza de Tiananmen o la famosa escena del niño aquel cubano Elián):

Algunas imagenes de arte digital

El primer Warcraft:

El Warcraft original

Y la primera versión del Tetris:

El primer Tetris

Lo dicho, que no hace falta que vayáis. Un saludo.

Anuncios

Una respuesta to “Gameworld”

  1. Juan Carlos Says:

    Recordar es volver a vivir. saludos bien por esas imagenes. Dios los bendiga y siga dandonos estas maravillas. saludos.

Los comentarios están cerrados.


A %d blogueros les gusta esto: