Osos 60 – 0 Mariners

Poco se puede decir del partido que jugamos ayer, salvo que fue realmente surrealista.
La mayoría de nosotros jugamos en posiciones totalmente nuevas para nosotros, con lo que se convirtió en un estreno para novatos.
En mi caso, he de decir que debí de acabar con -30 yardas aproximadamente, ya que cada vez que cogí la pelota me encontré placado por 2 o más líneas defensivos de osos. No es que pegasen demasiado duro, pero la diferencia de peso fue totalmente determinante (por mucho que chopease me resultó imposible avanzar nada con unos tios que me sacaban tanto peso enganchados a mí).
En fin, que fue una gran oportunidad para que los novatos consiguiesen algo de experiencia en el terreno de juego, y para que algunos probásemos nuevas posiciones (o volviesemos a algunas ya casi olvidadas).
Tras el partido, hurras por osos y el escasísimo público y vuelta en bus a casa. Fin de la historia.
Ahora veremos si nos podemos recuperar para Pioners la semana que viene.
Un saludo.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: