Redescubriendo Iron Man

Iron man nunca fue uno de mis superhéroes favoritos, más que nada porque siempre fui más de Spiderman, pero gracias a las pelis me he zambullido en los cómics de la serie y la verdad es que me he enganchado.
Y cuando digo cómics lo digo en serio, nada de las chorradas actuales hechas por ordenador ni cosas de esas, si no los clásicos de verdad, los que publicaban en España en formato comic-book en blanco y negro entre los años 70 y 80.
Por suerte, mi friki-ansia comiquera me llevó a comprarme la colección de cómics clásicos que publicó el diario el Mundo hace unos años, con la suerte de que una de las series incluidas es la del Invencible Iron Man. Así que me he sumergido en sus páginas y la verdad es que estoy encantado.

Invencible Iron Man #117

Los cómis de la serie comienzan a partir del Iron Man Vol1 #117, y narran toda la historia de sus problemas con la bebida, su implicación con S.H.I.E.L.D. y los Vengadores (y sí, sale Viuda Negra fugazmente).
Otra cosa genial de estos cómics es que cuenta con el dibujo de John Romita Jr. (entre otros) uno de los más grandes de Marvel, y que dibuja de maravilla.
¿Y por qué cómics de los años 70? Os estaréis preguntando. Los cómics de los 90 y a partir del 2000 son geniales, con unos argumentos imposibles de imaginar hace 40 años… Y entonces yo os digo: Deberíais hojear el Cara a Cara con el clon, de la serie Los Imprescindibles de Spiderman. Es una recopilación de los Amazing Spider-Man Vol1 #144-151, publicados originalmente en 1975 y que narran el encuentro de Spiderman con el Chacal, que como sabéis fue el desencadenante de toda la saga de los clones (una de las sagas más importantes y que tuvo mayor repercusión en la serie hasta que la cagaron con mayúsculas con todas esas chorradas del diablo y esas cosas). Así que en los años 70 ya encontramos temas tan actuales como la clonación, y el dibujo era mucho mejor que hoy en día en la mayoría de publicaciones.
En fin, que si queréis disfrutar un rato deberíais buscar entre los cómics clásicos y seguro que os llevaréis más de una sorpresa al daros cuenta de que la mayoría de argumentos de los cómics actuales no son más que reediciones de las series antiguas (eso pensaba yo de la saga de los clones de Spiderman, que creía que era algo nuevo de los años 90).
Desde luego la serie de Iron Man es una de esas que merece la pena y os la recomiendo muchísimo.
Un saludo.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: