Tron Legacy

Ayer mismo se estrenó la esperadísima (y tanto, 28 años) secuela de la película friki por excelencia. Hablo de Tron Legacy. Y por supuesto, allí que me fui a verla.

Tron Legacy

La verdad es que fui a verla pensando que se la habrían cargado, pero me equivoqué por completo. Resultó ser una película genial, friki donde las haya.
La peli continúa la historia de la primera, pero con unos efectos especiales alucinantes (de hecho, tardé unos cuantos minutos en darme cuenta que la cara de Jeff Bridges en el personaje Clu está hecha por ordenador) y un pelín adaptada al tipo de cine actual.
Es famosa, entre otras cosas, por la banda sonora de Daft Punk. Ya sabéis que la música electrónica no me gusta nada, pero en el contexto de la peli queda genial. Además, en muchos momentos de la peli se oye de fondo fragmentos de la banda sonora de la primera Tron (amén de una conocida canción discotequera de los años 90 y de cuyo nombre no me puedo acordar).
Los personajes son los mismos de la primera, con algunos nuevos, y una cosa que me hace bastante gracia es que los trajes han cambiado de color. Si en la primera eran todos blancos, en esta secuela son todos negros (me imagino que alguien decidió que no quedarían bien hoy en día). Como muestra, la impresionante Olivia Wilde, que interpreta al personaje Quorra en la peli:

Olivia Wilde

Las escenas de los juegos resutan alucinantes con los efectos especiales. En este apartado no se puede decir mucho más, excepto que se agradece que no sea una de esas “películas parkinson”, es decir, de esas que se ponen la cámara al hombro y los planos se pasan temblando la peli entera.
En general, se trata de una peli muy coherente, muy entretenida, muy friki y con muchas influencias (comprobaréis que es una mezcla entre Matrix y Star Wars). De hecho, hacía tiempo que no salía del cine tan contento.
También tengo que destacar que no vimos la peli en formato tradicional, si no en Digital 2D, lo que supone una mejora impresionante. El formato se ajusta automáticamente después de los anuncios y la imagen es de una nitidez asombrosa (de hecho nos pasamos los primeros 10 minutos de la peli flipando). No entiendo por qué no sacan todas las pelis actuales en ese formato.
Se trata de un par de horas geniales, muy entretenida. De las pocas veces que merece la pena pagar por ir al cine.
Os la recomiendo mucho, muchísimo.
Un saludo.

Anuncios

Etiquetas: ,


A %d blogueros les gusta esto: