Solo Rot …but I like it

Ayer tuve la suerte de volver a otro concierto de Ariel Rot, esta vez en Oviedo, en el teatro de la Filarmónica.
La verdad es que fui con muchas ganas (no se puede ir de otra manera) pero con pocas esperanzas, ya que se trataba de un concierto en un teatro, y todo el mundo sabe que los teatros matan los conciertos.
El concierto estaba presentado por Cajastur, y sirvió como parte de la presentación del último disco de Ariel Rot. Y gracias a eso las entradas costaron sólo 3 € cada una, ¡una ganga! Lo malo es que por ese precio hubo mucha gente que se presentó en el concierto sin tener ni idea de quién es Ariel Rot, y eso terminó de matar el ambiente.
Es cierto que el asturiano es un público muy difícil, y que el formato del concierto (Ariel Rot totalmente sólo en el escenario) es algo intimidante, pero el de Avilés del año pasao fue muy similar y estuvo mucho mejor. En general el público no cantó ni aplaudió nada, vamos que estuvo muy muy soso. De hecho, en cierto punto del concierto Ariel pidió que iluminasen al público para “ver el target al que se dirigía”. En otras palabras, que el público le estaba dejando totalmente perdido.
Aún así, se esforzó, habló durante mucho rato con el público (hubo un momento club de la comedia justo antes de una canción) y, por supuesto, tocó la guitarra como el grandísimo maestro que es.
Al acabar el concierto el público sólo pidió un bis, e incluso se conformó con que el bis fuese de sólo 2 canciones. Eso fue lo que más me desesperó, porque no había dado tiempo a tocar las canciones más míticas de los últimos años (ni siquiera las del último disco).
La gracia estuvo en que a la salida me acerqué a ver las camisetas, y justo cuando una señora estaba comprando una, la encargada de la “tienda” le dijo que, si esperábamos, igual nos las firmaba el propio Ariel en persona. Dicho y hecho, me compré la mía y esperé por mi autógrafo. Y al rato salió Ariel Rot con una caña en la mano, saludó a los pocos que quedábamos allí y se puso a firmar autógrafos, discos y camisetas a todos. Un puntazo.
No tengo fotos del concierto porque salí todo atropellado de casa y me dejé la cámara (y lo de mi móvil no es precisamente la fotografía de alta calidad), así que las pruebas del delito las saqué ya en casa:

Orgulloso con mi camiseta firmada por Ariel Rot
Y aquí el autógrafo más en detalle:

Mi camiseta firmada por Ariel Rot
En fin, que público a parte, Ariel Rot siempre es un genio sobre el escenario. A ver si esto no le asusta y en próximas giras vuelve a Asturias (de hecho este año volvió a Avilés).
Y desde luego, lo de salir a firmar después del concierto fue un puntazo. Estoy encantado xD
Un saludo.

Anuncios

Etiquetas: , ,

2 comentarios to “Solo Rot …but I like it”

  1. Irene Says:

    Está muy bien que saliese a firmar, y si erais pocos esperando mucho mejor.

    No estoy de acuerdo con que los teatros matan los conciertos… Se que cada artista es muy diferente pero he visto a Quique González dos veces en sala y dos en teatro y la primera del teatro fue increible. Llevaba a toda la banda, y las canciones que cantó solo con la guitarra o el piano fueron “de respigar”. El teatro Jovellanos lleno, pero la gente no cantaba a gritos (ni hablaban) con lo que podías disfrutar de la música (igual influye la acústica? estaba en el entresuelo, quizá en patio de butacas fuera distinto). Si que cantamos en una de sus canciones más míticas (porque el público siempre lo hace en uno de los versos), y luego en la última encendieron las luces y nos levantamos a bailar y aplaudir. Pero no sentí que fuese soso porque la gente no cantaba, sino que todos estabamos un poco “in awe” con su música.

    Ese día me quedé a esperar en la puerta, no llegabamos a 10 los que aguantamos allí un rato, hasta que salío uno de producción y nos dijo que ya podíamos esperar, que estaban tomandose whiskys y a saber…

    La segunda vez fue en el teatro de la Laboral y no me gustó tanto. También el público era distinto porque fue cuando los encuentros de Cabueñes y muchos eran los asistentes que no tenían ni idea de quién era. Menos aplausos y gente que te mira raro cuando cantas por lo bajini alguna canción jajaja.

    (pregunta: se pueden poner en tus comments html tags para poner cursivas y cosas asi?)

    • Sote Says:

      Bien es cierto que este concierto lo mató el público y no sólo el teatro, pero el otro de Ariel Rot que fui a verlo en Avilés también fue en teatro, esa vez pagando 20€ (es decir, con fans de Ariel Rot), tampoco fue lo mejor de lo mejor. Sin embargo, cuando tocó en Gijón delante de la playa aquello fue lo mejor en mucho tiempo, y eso que fue en el Nautico y no había que pagar entrada ni nada, osea que allí fue todo dios (gente que le conocía y gente que no).
      Puede que un teatro no mate un concierto, pero desde luego lo deja moribundo…

      Lo del html en los comentarios no tengo ni idea, tú prueba, si no cuela y quieres que lo borre avísame xD

Los comentarios están cerrados.


A %d blogueros les gusta esto: