World of Warcraft Cataclysm: Tierras altas crepusculares

Hace ya varios días que llegué a la última de las zonas nuevas de la cataclísimica expansión de Wow: La Comarca, digooooo… las Tierras altas crepusculares.

Tierras altas crepusculares
Como ya expliqué, se llega en nivel 85, así que la gracia de esta zona es disfrutar del núcleo de la historia de la expansión. Y en ese sentido la zona empieza muy bien, con algunas quests introductorias en Ventormenta en las que hay que escoltar al príncipe Anduin mientras se hacen algunas investigaciones sobre el culto del martillo crepuscular. Pronto se viaja al cuartel de la alianza en la zona y se comienzan los 2 hilos agrumentales principales.
Los 2 hilos argumentales no se pueden realizar en paralelo, si no que van en serie uno detrás del otro. En el primero comenzamos reuniendo a los clanes de los enanos Martillo salvaje para unirse a la lucha contra los esbirros de Alamuerte. En el segundo intervienen los dragones del vuelo rojo y la propia Alexstrasza, que finaliza en un impresionante encuentro con el mismísimo Alamuerte.

Alexstrasza contra Alamuerte
Finalmente se inicia el asalto a la Ciudadela Crepuscular (teniendo algún que otro roce con Cho’Gall) para preparar al jugador (en términos de la historia) para las raid de la expansión.
La zona es de tamaño medio (no es tan grande como Uldum) pero se recorre muchas veces mientras se realizan las quests, no dejando prácticamente ningún punto sin visitar. El diseño de algunas zonas, no obstante, deja mucho que desear. Como ya dije antes, todos los poblados enanos guardan mucho parecido con la Comarca hobbit del Señor de los Anillos. Esto es así casi desde el inicio del juego (el primer Wow), pero en esta expansión es mucho más descarado. Otras zonas, sin embargo, tienen un diseño más original, como la ciudadela crepuscular. Y si bien me quejaba de que tanto los jugadores de la alianza como los de la horda no tenían caminos separados en toda la expansión, aquí sí disponen de puntos de inicio separados (una fortaleza para cada uno).
Aún así, para mostraros lo que decía de que todos los jugadores siguen el mismo camino, aquí os dejo un pantallazo que saqué al inspeccionar a una paladín retribución elfa de la sangre para comprobar si llevábamos equipo parecido:

Mismos caminos, mismo equipo
No lo podéis ver con claridad, pero lo comprobé uno por uno y llevábamos 9 de los 16 objetos (sin contar camisa y tabardo) de equipo idénticos.
El tiempo de juego en esta zona es muy superior al resto de zonas, sobre todo si se completan todos los logros de misiones (son 3, a parte de los del círculo de la lucha), lo que merece mucho la pena porque se explica toda la historia y te deja con ganas de jugar las mazmorras y raids.
En general es una zona muy entretenida de jugar, con algunas quests muy interesantes y que sin duda prepara al jugador muy bien (en términos de historia, el equipo es otra cosa) para empezar a jugar mazmorras.
Ahora empezaré a hacer otros logros y algunas quests diarias mientras empiezo a equiparme en las mazmorras nuevas. Cuando tenga algo más de tiempo os iré comentando qué tal están.
Un saludo.

Anuncios

Etiquetas: , ,


A %d blogueros les gusta esto: