Nintendo 3DS

Este fin de semana me acerqué con mi hermano hasta la FNAC a ver si tenían alguna 3DS en exposición, para intentar probarla. El caso es que en FNAC y en GAME no encontramos ninguna, así que nos fuimos hasta Media Markt, donde la tienen 20 eurazos más barata que en otros sitios. Al llegar nos encontramos con una 3DS expuesta pero sin batería, pero tuvimos la suerte de que justo en ese momento una dependienta la cambió por una cargada.
Lo primero que hicimos fue comprobar las características externas de la consola: tamaño, botones, pantallas, cámaras, ranura para tarjetas, slots para juegos, etc. Nos extrañó que hubiesen dejado en la ranura para tarjetas una tarjeta SD, debe ser que no hay mucha gente que controle de la consola y no tenían miedo de que la mangasen.
Luego probamos el juego que llevaba, el Super Street Fighter IV, y el regulador 3D, para comprobar 2 cosas: primero, es muy difícil encontrar el punto de orientación de la consola y el nivel justo de 3D, pero cuando los encuentras se puede ver realmente bien en 3D (un 3D hacia dentro de la consola, no hacia fuera), y segundo, esa consola tiene pinta de ser muy potente. La capacidad gráfica desde luego es bastante impresionante, al menos con un juego de lucha, que no son muy significativos.
Los botones son muy cómodos (sobre todo el botón deslizante, resulta muy fácil de usar), con la excepción de los botones que están debajo de la pantalla inferior, que resultan un poco complicados de pulsar al principio.
El interfaz de usuario de la consola es un pelín engorroso, sin embargo. Para navegar entre las distintas funcionalidades de la consola (fuera del juego) hay que aceptar muchos mensajes de cierre de aplicación que yo creo que sobran. No tuvimos tiempo de probar el juego de realidad aumentada, ni el famoso “atrapacaras”. Sí pudimos probar el sistema de creación de Mii a partir de una foto, que resulta gracioso (pero poco más), y las fotos en 3D.
Tampoco pudimos probar el famoso street pass porque una dependienta nos quitó el juego de la consola (no entiendo por qué, si dejaron sin problemas las tarjetas SD), y eso que tenía muchas ganas de ver si resulta interesante.
Me gustaría probar otros juegos, como el Spliter Cell o el Metal Gear Solid, pero de momento tiene pinta de ser tremendamente potente para el tamaño que tiene (es más pequeña de lo que esperaba). Y si bien todavía está en pañales, en cuanto se pueda navegar por internet y el catálogo de juegos empiece a ser importante, seguro que merecerá mucho la pena.
Un saludo.

Anuncios

Etiquetas: ,


A %d blogueros les gusta esto: