El Origen del Planeta de los Simios

La semana pasada fui al cine a ver El Origen del Planeta de los Simios, porque siempre me gustó la película de 1968 con Charlton Heston (no llegué a ver el remake) y realmente tenía curiosidad por ver qué visión nos ofrecerían del inicio de toda esa situación.

El origen del planeta de los simios
Por supuesto, fui al cine con la idea en mente de que la película iba a ser horrible, como ya es costumbre. Sin embargo tengo que decir que no estuvo tan mal. Sigo diciendo que la primera mitad de la película sobra completamente, ya que lo realmente bueno es cuando los monos empiezan a dar caña por todas partes.
Me gustó, lo admito, pero no puedo decir que la peli no fuese bastante predecible. Sobre todo porque el simio protagonista, César, tiene esta misma cara desde el comienzo de la peli:

El simio protagonista
Con esa cara de mala leche no hay duda de que la cosa va a acabar mal. Cuán distinta hubiese sido la cosa si el protagonista hubiese tenido este aspecto:

Un final distinto
¿Verdad que si?
Como dato curioso tengo que decir que no vi ni un sólo mono o simio (o lo que sean) real en toda la peli. Todos están hechos por ordenador. No digo que Andy Serkis no haga un trabajo excepcional, que lo hace, sólo digo que no hubiese estado mal ver algún mono real, para acojonar un poco más a la gente (en plan: estos monos son reales y nos van a conquistar).
Y otra cosa interesante es que durante la peli hacen bastantes guiños a la película original, incluyendo la forma de llamar al protagonista, algunas líneas de diálogo planchadas y algunas otras referencias que seguro os harán ver el DVD de la peli original nada más llegar a casa (o al día siguiente, como hice yo).
¿Es recomendable? Sí, se puede pagar por ir a verla. Es entretenida.
Un saludo.

Anuncios

Etiquetas: , ,


A %d blogueros les gusta esto: