Conan el bárbaro

Hace un par de días fui a ver el remake de Conan el Bárbaro. Habiendo oído y leído en internet muchas críticas muy dispares (algunas diciendo que muy bien, otras que muy mal), decidí ir al cine con mi habitual predisposición, es decir, esperando lo peor. Y en cierto sentido me equivoqué.

Conan el bárbaro
Dejemos las cosas claras desde el principio: como peli de Conan no vale un duro. Eso sí, como peli comiquera de fantasía y acción resulta muy entretenida. A favor tenemos que decir que todos los personajes están muy bien caracterizados (vestuario y maquillaje muy buenos), sobre todo los villanos, que molan mucho. Los escenarios molan, las situaciones son muy comiqueras y las batallas están muy bien. Los efectos especiales también están bastante bien logrados.
En contra tenemos un ritmo que no hay por dónde coger. Si bien al principio alternan las escenas del joven Conan con fragmentos narrados, a mitad de peli aquello se convierte en una sucesión de escenas prácticamente inconexas. Por suerte la película no requiere una carrera universitaria para poder seguirla. Otra cosa que no me gustó nada fue el doblaje de Conan y de su amigo pirata, realmente malo. Parece que llevan toda su vida fumando 3 cajetillas de tabaco al día.
Una cosa que me pareció un poco rara (ni buena ni mala, sólo rara) fue la cantidad variable de sangre que sale en la peli. Al principio sale un niño que estampa las cabezas de sus enemigos contra las rocas y luego los decapita, con gran cantidad de sangre adornando la escena, pero poco a poco, la sangre comienza a desaparecer de la película, haciendo acto de presencia muy puntualmente (pero de forma desproporcionada). En una peli en la que te pasas la primera media hora viendo sangre y tetas (como en la serie esa de Roma o en Espartaco) uno se espera una película algo más salvaje, pero al final parece que buscaron un cierto equilibrio entre gore y fantasía que no lograron encontrar.
Finalmente, si la comparamos con la película de John Milius (y es completamente imposible no hacer la comparación) la pobre sale perdiendo por palizón. No salen esos paisajes impresionantes (sólo algunos hechos por ordenador), la épica brilla totalmente por su ausencia y el Conan tiene menos carisma que unos zapatos de Hello Kitty (que para un anuncio de colonia el chaval queda resultón, pero no le pidamos más).
Lo dicho, como película comiquera resulta bastante buena (de hecho es muy entretenida), pero como película de Conan no hay por dónde cogerla.
Aun así es bastante recomendable.
Un saludo.

Anuncios

Etiquetas:


A %d blogueros les gusta esto: