Thor

Me veo obligado a hacer una de mis aclamadas críticas de cine (de esas basadas en mis amplios conocimientos en todo lo referente a esta industria y mi enorme experiencia como crítico de cine). Esta vez, debido a lo cerca que estamos del estreno de Los Vengadores, se trata de la crítica de Thor (que no hice en su momento).

Thor

Desde que fui al cine a verla he coincidido con los que dicen que es una buena película, pero también con aquellos fanáticos del cómic que, como yo, encuentran algunos aspectos de la película un tanto horribles.
Para empezar, el más evidente. ¿Por qué Thor no es un médico cojo con un bastón que al golpearlo contra el suelo convierte a Donald Blake en el poderoso dios del trueno? Si hasta el mismo nombre Don Blake queda relegado al nombre de un ex-novio de Natalie Portman. Y puestos a poner, digamos que en la película Thor pasa olímpicamente de la dama Sif, quien en el cómic era su auténtica amada. En fin, no voy a menear más este asunto porque me pongo enfermo.
Otra cosa que me parece horrible es el vestuario de los habitantes de Asgard, con excepción de Loki y Thor, a pesar de la genial estética del reino. Concretamente los Tres Guerreros y Sif, quienes parecen ir ataviados con unos trajes de plasticucho barato que más bien parecen salidos de una cabalgata de Reyes (por no hablar del escudo de Sif, que parece una manualidad de Art Attack):

Los tres guerreros y Sif

Después de ver esa imagen (y ésta de Sif) es inevitable recordar la ignominiosa Dungeons & Dragons:

También recuerdo que el doblaje me pareció uno de los peores aspectos de la película. No porque me parezca mejor o peor adaptado al castellano, si no por los actores escogidos. Al igual que pasó en Conan, el doblaje de la mayoría de los actores de esta película es pésimo, con excepción de 2 o 3 personajes (y ninguno de ellos es el protagonista). No me explico cómo la industria del doblaje en España, que tan buena calidad mostró durante los años 80 y 90, ha llegado a caer tan bajo en estos últimos años.
No obstante, no todo son cosas malas. Los actores escogidos para interpretar los papeles principales me parecen excelentes. Anthony Hopkins, como siempre, está genial como Odín (aunque su papel en la película se limite a sufrir un infarto de miocardio). Y por supuesto, el hecho de que Thor pase olímpicamente de su novia asgardiana queda totalmente explicado porque al llegar a la Tierra se enamora de Natalie Portman (y quién no lo haría).
En cuanto a Chris Hemsworth como Thor, tengo que decir que creo que es imposible que encontrasen a nadie mejor para el papel, y no por su capacidad interpretativa precisamente. Hemsworth es un mal actor, pero también es justo lo que necesitaba el papel: un rubiales de 2 metros de altura, que está como un armario y que representa a la perfección el concepto de Thor que siempre he tenido, el de un dios nórdico poderoso, arrogante y escandaloso. La voz que le han puesto en español no le hace nada de justicia. Si tenéis la posibilidad de ver la película en versión original, como hice yo para “documentarme”, hacedlo. Veréis que es el Thor perfecto.
Otra cosa que me sorprendió mucho fue enterarme (poco antes del estreno de la peli) de que Kenneth Branagh era el director. Y aunque se trata de una película de superhéroes llena de explosiones y efectos especiales (y plástico), se nota el toque de Branagh en el diseño de algunas escenas, como cuando Odín le explica a Loki quién es en realidad, o cuando llegan los gigantes de Jotunheim a la habitación de Odín y acaban todos a leñazos.
Y por supuesto, mola el cameo de Ojo de Halcón y el agente Coulson, y todo lo relacionado con el evento de Los Vengadores que ya está a punto de llegar.
Como ya he dicho, se trata de una película de superhéroes, y encima con Natalie Portman, así que no me puedo considerar imparcial. Aún así, me parece una película bastante entretenida.
Os la recomiendo.
Un saludo.

Anuncios

Etiquetas:


A %d blogueros les gusta esto: