El Hobbit: Un viaje inesperado

Ayer se estrenó El Hobbit: Un viaje inesperado, la esperada adaptación de Peter Jackson del famoso libro de J.R.R. Tolkien.

Cartel de El Hobbit: Un viaje inesperado

Cartel de El Hobbit: Un viaje inesperado

Como ya comenté anteriormente, soy un gran fan del libro, por lo que mis expectativas con esta película eran muy altas. A continuación os comentaré mis impresiones después de haberla visto, pero antes de nada quiero hacer algunas aclaraciones:

  1. Se trata de una adaptación del libro, una adaptación MUY libre. ¿Qué significa eso? Que la gran mayoría de lo que sale en la película está basado en hechos y sucesos del libro (sin contar los añadidos, de los que hablaré más adelante), pero contados de forma, en ocasiones, muy distinta. Tened en cuenta también que no es la primera ni la única adaptación que se ha hecho del libro.
  2. Se trata de una película de una factura excelente. La banda sonora, la acción, los efectos especiales, todo. Es una gran película de aventuras.

Dicho esto, tengo que decir que desde el punto de vista del gran fan del libro la película se queda coja en muchos aspectos de la historia. Ahora os comento las cosas buenas y malas que encontré.

Lo bueno

Como ya he dicho, técnicamente es una película magnífica. Los efectos especiales son de lo mejor que he visto nunca (bien es cierto que la tecnología ha avanzado bastante desde que se hizo la trilogía de El Señor de los Anillos). De hecho, el personaje Azog me parece alucinante, y los huargos lucen de maravilla en pantalla (mucho mejores que los anteriores). En general, la acción está muy bien desarrollada.

Las canciones

Una de las cosas que me gustó mucho fue que se incluyeron tres canciones en la película, dos de los enanos y una de los trasgos (esta última no me la esperaba para nada, así que me sorprendió gratamente). Es uno de los aspectos de los libros de Tolkien que no se habían visto reflejados en las anteriores películas de Peter Jackson (a excepción de la canción de Pippin en Gondor y la de Eowyn durante el entierro de Theodred).

Los elfos

Otra cosa que me gustó mucho fue la forma en que los elfos están representados en esta nueva película. Para empezar, encontramos a los elfos del Bosque Negro comandados por Thranduil, montando a lomos de un ciervo gigante, igual que en el libro. Además, podemos ver a Elrond en acción cargandose algunos orcos con su armadura súpermolona. Y por supuesto, también aparece la maravillosa Galadriel, a la que podemos ver de una forma menos solemne que en la anterior trilogía. En general los elfos de esta peli molan mucho.

Erebor

La película comienza con un añadido (un tanto extenso) en el que narran la historia de los enanos de Erebor y el reino bajo la montaña. En toda esta secuencia se nos muestra una ciudad impresionante, con unos enanos que sí parecen enanos y un Thror con una pinta genial. No puedo esperar a ver cómo sale la ciudad en las siguientes películas.

Bilbo

A parte de los actores de las anteriores entregas (Ian McKellen, Christopher Lee, Kate Blanchet, Hugo Weaving), que me parecen geniales, me sorprendió mucho la actuación de Martin Freeman en el papel de Bilbo. Creo que pocos actores podrían haber sido mejores Bilbo que él.

Lo malo

Sorprendentemente, no fui yo el más indignado en la sala del cine (había incluso un elfo con un disfraz muy currado, no me imagino qué le habrá parecido a él la peli). Aún así, hubo muchas cosas de la película que me gustaron poco o nada.

Los “enanos”

Lo dije una vez y lo repetiré hasta la saciedad: horribles. Se trata básicamente de un grupo de señores con peluca y zapatos de payaso corriendo por el monte. Sí, zapatos de payaso. No por ponerles los pies grandes a actores de tamaño medio parecen más enanos. Entre la falta de barba y los zapatos gigantes hay momentos en los que se roza el esperpento. Y lo de Kili es de juzgado de guardia. Si querían poner a un guaperas disparando flechas ya tenían a Orlando Bloom en el papel de Legolas. En serio, el papel de Kili es pésimo. Sólo se salvan Balin y Gloin (de hecho Balin mola bastante). Es cierto que da la impresión de que todos tienen personalidades diferentes, pero de enanos tienen muy poco. Horrible.

Thorin

No sé cómo hacer incapié en lo increiblemente horrible que me parece el personaje de Thorin. Tanto en la caracterización del actor (en cuanto se os pase la imagen de Robin Williams por la cabeza ya no podréis pensar en otra cosa), apenas sin barba, como en la personalidad que le han dado. En el añadido inicial de la película nos cuentan un poco la historia de los enanos de las montañas grises y cómo Azog mató a Thror, el abuelo de Thorin. Al parecer, esto supuso que Thorin se convirtiese en un emo insufrible que se dedica a echar pestes de cualquier ser vivo que se le acerque a menos de 4 kilómetros, porque se pasa toda la película poco menos que insultado a todo el que se le acerca, cuando no está mirando con resentimiento a la lejanía mientras recuerda todos los agravios sufridos. En serio, ese tío debería abrirse una cuenta en tumblr o donde sea que la gente expresa sus oscuros sentimientos de emo hoy en día, a ver si deja la Tierra Media en paz. Vaya despropósito de personaje.

Bilbo

Un momento, ¿Bilbo? ¿No era una de las cosas buenas? Sí y no. El actor hace un trabajo formidable, pero el personaje de Bilbo ha sido completamente alterado de cara a la película. Es cierto que durante todo el libro se menciona lo mucho que Bilbo añoraba su hogar, pero siempre fue leal a los enanos y cumplió su contrato hasta el final (cuando les manga la piedra). La escena en que casi abandona a los enanos sobra (por no hablar de otros momentos en los que presentan a un Bilbo muy distinto al del libro).

Los trasgos

Me encantó la forma en que representaron la ciudad goblin en la película (yo me la imaginaba de forma distinta, pero eso es algo subjetivo), pero no me gustaron nada los trasgos. ¿A qué venía todo ese desfile de seres rechonchos en taparrabos? Hasta donde yo sé, era un pueblo de guerreros que vivía en túneles subterráneos en las montañas, no un grupo de degenerados liderado por una reinona deforme.

Las patadas

Hay algunos momentos que se cargaron completamente la historia del libro. Entre ellos están el inicio, cuando Bilbo decide firmar el contrato y seguir a los enanos en su aventura (cuando en el libro no tenía ni idea de lo que estaba haciendo), el momento en el que Bilbo decide abandonar a los enanos en plena noche o el momento en que Bilbo casi mata a Gollum (en lugar de símplemente intentar escapar) en la salida de la ciudad goblin. Pero el peor de todos es cuando están subidos a los árboles en medio del incendio esperando a que les rescaten las águilas y el emo decide bajar del árbol para luchar contra un orco que lleva 142 años muerto (lo comento más adelante). Ese momento es horrible, más si tenemos en cuenta que el hobbit también salta del árbol, se mente en la pelea y reparte guantazos como si fuese Superman. Algunas de las patadas al libro fueron espectaculares.

Los añadidos

Me gustaría acabar mencionando los añadidos, es decir, todas las escenas que incluyeron en la película que no aparecen en el libro. Aunque prácticamente todo el material está basado en otros textos de Tolkien, hubo algunas escenas que me gustaron y otras que me parecieron horribles. Me gustó mucho la introducción, donde presentaban la historia de los enanos, hasta cuando llegan al punto en que Thror se vuelve un tacaño trastornado. Ahí la cosa se volvió rara. También me gustó mucho todo lo que añadieron del Concilio Blanco y el Bosque Negro, con todo lo del nigromante. Lo único que no me gustó fue lo de la cagada de pájaro en la cara de Radagast todo el rato. Y aunque me moló mucho la escena en la que Elrond aparece con los elfos, no me gustó nada que metiesen una secuencia entera entre el incidente con los trols y la llegada a Rivendel. Sobró completamente. Y la escena del incendio justo antes de ser rescatados por las águilas podrían haberla eliminado perfectamente de la película, porque es lamentable.

Azog

Mención especial hay que hacer del personaje Azog (que mola un puñao), principalmente por su relación con el emo de la película (a.k.a. Thorin). Es cierto que Azog mató a Thror, abuelo del emo, pero también es cierto que fue aniquilado por Dáin Pie de Hierro en la batalla del valle de Azanulbizar, en 2799. Y eso sucede 142 años antes de la historia narrada en El Hobbit, pues el emo (Thorin) reunió a su compañía para reclamar el reino bajo la montaña en 2941. ¿Quieren poner un protagonista emo? Vale, pero que le den otros motivos, que este tipo de inexactitudes me sacan de quicio.

Veredicto

¿Me gustó la película? Sí y no. Es una película espectacular que incluye algunas cosas concretas del libro que molan mucho, pero las patadas que meten en algunos momentos concretos son para echar a correr (y lo del emo es horrible). Si no se ha leído el libro anteriormente, se trata de una genial película de aventuras y fantasía. Muy recomendable.

Un saludo.

Anuncios

2 comentarios to “El Hobbit: Un viaje inesperado”

  1. Irene (@_eneri) Says:

    Como yo no tengo blog (aunque si tumblr para desahogar mis sentimientos emo xD) pues aqui van mis impresiones en edición extendida:

    No tengo nada que añadir a lo que dices que te gustó, me encantaron sobretodo las canciones (la cancón de Pippin de RotK es una de mis escenas favoritas de la trilogía) que tengo ganas de escuchar en vo porque en fin…

    Sobre lo malo, nada que decir sobre los enanos que si me gustan (aunque igual me hubiera gustado más ver a otros y no tanto a Fili y Kili por mi pretty que sean), incluso Thorin, creo que Armitage estuvo genial. Aunque no hace mucho que leí el libro no recuerdo muy bien su carácter asi que no se si es extremadamente emo o no. Si que me pareció que sobraba el orco albino y el final desde que salen de la montaña hasta que los rescatan las aguilas se me hizo un poco eterno con las llamas y luego Bilbo saltando a defender a Thorin… what.

    Mi copia del libro trae las ilustraciones de Alan Lee y la reinona es bastante parecida, y hasta sale el “bebé”, aunque menos deforme que en la peli (quiero pensar que su diseño fue obra de Del Toro y por eso son así).

    Radagast es lo típico que podrían haberlo dejado para la futura Edición Extendida, fue la parte que más pesada me resulto de la peli, o mejor dicho, la parte en la que más se notaba que han añadido para engordar el metraje.

    Y esto es un poco pregunta al aire pero… Gollum se supone que nos tiene que hacer gracia? Porque toda mi sala se reía (aunque la mitad eran niños la verdad) pero a mi me da más pena que otra cosa. Y obviamente tenían que meter a Bilbo mostrando compasión, Gandalf se lo dice un poco antes (que es mas duro perdonar la vida que quitarla) y luego se lo dice a Frodo en FotR…

    Si alguien ha llegado hasta aqui gracias por leer. Tengo más que decir pero ya me he desahogado un poco xDDD

    • Sote Says:

      Yo leí el libro 2 veces este año y Thorin no era ni la mitad de emo que en la peli (el orco albino fue importante en el pasado, pero en el momento de la peli ni siquiera estaba vivo). Y lo que no me gustó de Bilbo y su compasión fue precísamente eso, que tuvieron que alterar esa escena del libro únicamente para hacer una referencia a las pelis del Señor de los Anillos. Como si la gente fuese a pensar que no están relacionadas (o que Gandalf y Frodo estaban hablando de otros Bilbo y Gollum). En fin.
      Y el público en mi sala estuvo callado todo el rato, aunque puede que fuese porque el tío que iba disfrazado de elfo llevaba un arco real… xD (sólo se rieron cuando los enanos hicieron el chiste del “depósito a largo plazo”)

Los comentarios están cerrados.


A %d blogueros les gusta esto: