Pacific Rim

El viernes pasado fui al estreno de Pacific Rim.

Pacific Rim

Pacific Rim

Ante todo quiero dejar una cosa clara: en su momento yo fui un grandísimo fan de Neon Genesis Evangelion. Como consecuencia, fui al cine con la idea preconcebida de que esta peli no es otra cosa que una copia barata (o quizas no tan barata) de lo que fue esa grandísima serie.

Y la verdad es que no estaba muy equivocado. La película es una clarísima adaptación del anime japonés a las tendencias del cine americano actual, con todo lo que eso implica.

No obstante, tengo que decir que la película me pareció bastante mejor de lo que esperaba (realmente esperaba un truño al nivel de Immortals), con algunos matices.

La historia

Una de las cosas que más reparo me producía antes de ver la película era ver cómo iban a enmarcar todo esto de los robots gigantes luchando contra criaturas gigantes (en esta peli les llaman Kaiju) en un futuro próximo (y gigante). Como buena película de verano, no se rompieron mucho la cabeza y decidieron que serían alienígenas saliendo del Océano Pacífico. ¿Malo? No necesariamente. ¿Bueno? Tampoco. Salieron del paso, lo que no me parece mal.

Los pilotos

El otro aspecto que me echaba para atrás era que habían decidido que los robots necesitaban dos pilotos para funcionar. ¿Dos pilotos? ¿Pero estamos tontos o qué? Además, cada piloto se conecta (mediante una especie de enlace neuronal) a cada hemisferio del cerebro del robot. Ni siquiera voy a plantearme lo de los robots con cerebros divididos en hemisferios. Pero es que además hay que tener en cuenta que, al menos en los humanos, cada hemisferio del cerebro controla la mitad opuesta del cuerpo, con lo que las sincronizaciones que hacen en la película deberían ser incorrectas (el piloto que se une al hemisferio izquierdo maneja el brazo izquierdo y viceversa). En fin, un caos total.

No obstante, y aquí le doy un minipunto a la película, lo de las conexiones neuronales da pie a que los pilotos tengan que sincronizar sus mentes y puedan compartir recuerdos. Esa parte me gustó bastante, porque permite que la película se abra a una dimensión más abstracta, basada en la mente de los personajes, algo que en la serie original estaba muy presente.

Los personajes

Los personajes parecen sacados directamente de un Street Fighter: un par de clichés americanos llenos de músculos y más chulos que un ocho, tres chinos que tienen técnicas súpermolonas y acaban palmando sin hacer nada de nada, un par de rusos grandes que manejan un robot llamado Cherno, una japonesita que reparte hostias como panes y un negro más radiactivo que un váter de fukushima. Eso sin contar con los científicos y contrabandistas, a cada cual más pintoresco.

En principio puede parecer una mezcla horrible, pero la verdad es que le da a la película un punto que la diferencia del resto de películas actuales, donde todos los personajes son jovenzuelos malvados vestidos de negro.

Lo bueno

Los robots gigantes

No hay más que decir. Robots gigantes enfrentándose a alienígenas gigantes y destruyendo ciudades a su paso. Pocas cosas molan más que eso.

Los efectos especiales

Como era de esperar, los efectos especiales son impecables. Eso sí, para ser un futuro bastante próximo (creo que anda entorno al 2020 o por ahí) está todo oxidado. No hay un sólo fotograma en toda la película en el que el escenario no esté oxidado de arriba a abajo.

La herencia de la la serie

A pesar de haber pasado por el proceso de adaptación al mercado americano, en la película se reconocen algunos toques de la serie original. Como ya dije antes, todo el aspecto mental es una referencia a muchos momentos de la serie. También la relación entre algunos personajes se parece mucho a la de la serie original, como la relación entre el mariscal Pentecost (el militar radiactivo) y Mako, muy similar a la del padre de Shinji Ikari y Rei Ayanami en Evangelion.

Además, en su afán por emular la serie, el personaje Mako lo han hecho muy similar a Rei Ayanami en la serie original, aunque más bien les ha quedado algo parecido a Ramona Flowers de Scott Pilgrim:

Mako Mori

Mako Mori

Lo malo

El principio

No es coña, hubo un par de momentos al principio en los que estuve a punto de levantarme y salir de la sala (pero al precio de las entradas cualquiera lo hace). El principio es aburridísimo. Pero aquí hay que romper una lanza en favor de la peli. Y es que el 99% de los inicios narrados del cine son pura basura.

Los trajes

Siguiendo la moda de Tron Legacy, los trajes de los pilotos de los Jagger (los EVA, para los de mi quinta) comienzan la película siendo blancos y acaban siendo negros. Al parecer hay algún tipo de movimiento en Hollywood en contra de los uniformes blancos.

El protagonista y sus clones

El protagonista es un chulo de gimnasio que se pasa la película con las manos agarrando su pantalón y enseñando los músculos de los brazos. Se supone que es un tío chungo que te pasas (supongo que por el accidente en el que palmó su hermano) pero resulta que con su compañera Ramona Flowers digooo… Mako Mori se porta como todo un caballero. Además, hay un problema con la apariencia del prota, y es que es un clon de dos secundarios de la peli (y que también son pilotos de otro Jagger). Me pasé un buen rato intentando distinguirlos a los tres.

La música

Yo no soy Mozart, ni mucho menos, pero soy capaz de distinguir cuándo una melodía incluye sólo 4 notas. Y además la repiten sin parar durante toda la película.

El doblaje

En algunos personajes, como Mako Mori, el doblaje no es del todo bueno. En el resto es aceptable. Eso sí, es un puntazo que hayan dejado algunos diálogos en japonés.

El veredicto

Ya sabéis que soy muy exigente con el cine (más que nada porque es caro de narices) y más aún cuando se trata de adaptaciones de libros o series que me gustan.

En este caso, si se mira desde el punto de vista del gran fan de Evangelion, la película se queda en el aprobado raspado (raspadísimo). Si se tiene en cuenta que la película es una adaptación de la serie al mercado americano, entonces la cosa cambia y la película llega a un notable holgado. Y si no se tiene en cuenta nada de lo anterior, entonces no me extrañaría que esta película se convirtiese en la película de este verano. Es fácil, espectacular y entretenida.

¿La recomendaría? Sí, a todo el mundo en general y especialmente a los fans del anime (yo fui casi contra mi voluntad y al final disfruté).

Un saludo.

Anuncios

Etiquetas:

2 comentarios to “Pacific Rim”

  1. nabucco Says:

    Pues a mí me da que no tiene mucho que ver con Evangelion más allá de que en que los pilotos se sincronizan:
    -Los mechas son mecánicos y no orgánicos (no te olvides que los eva son bicharracos gigantes con armadura)
    -Los diseños son muy distintos, tanto de mechas como de monstruos
    -Todo el aire de metafísica y trascendentalidad queda fuera, esto es una peli de leches.
    -No hay campo at, ni defensa en los mechas y monstruos, ni leches

    Más bien es una adaptación de Ultraman, Godzilla… Coge muchísimas cosas más del genero Kaiju.ega que de el anime de mechas.
    Las similitudes que tiene con Evangelion las tiene con casi cualquier otro anime/manga de mechas, ya que Anno se inspiró a su vez muchísimo en otros mangas anteriores del género.

    Soy un fan de Evangelion, pero creo que esta peli no ha sido un intento de adaptación. Eso no quita que sí que vea rastros de Evangelion en ella, pero son cosas completamente distintas.

    Para mí es una peli Kaiju-ega actual y de 200 millones de dólares. una gozada 🙂

    • Sote Says:

      No he visto ninguna peli de Ultraman, pero de Godzilla he visto muchísimas (me encantan). Y obviamente no es una copia total de Evangelion… pero yo sí creo que han metido muchas cosas de la serie (los robots no son orgánicos, pero piensa en lo complicado que sería hacer entender al público algo como lo que sucede en Evangelion).
      Quizás símplemente han hecho una adaptación del género para el público americano. Sea lo que sea, es impresionante.

Los comentarios están cerrados.


A %d blogueros les gusta esto: