El Hobbit: La Batalla de los 5 Ejércitos

Ayer se estrenó la tercera y última película de la trilogía del Hobbit: La Batalla de los 5 Ejércitos. Y por supuesto me fui al cine a verla.

El Hobbit La Batalla de los cinco ejercitos (foto: filmaffinity.com)

El Hobbit: La Batalla de los cinco ejércitos (foto: filmaffinity.com)

La verdad es que la película había levantado mucha expectación, sobre todo en el mal sentido, ya que la anterior no nos dejó muy satisfechos a los seguidores del libro. Además, antes de ver la película nos tuvimos que tragar un tráiler y más de 15 minutos de anuncios de colonias y teléfonos (muy mal por parte de los cines Yelmo).

A modo de preparación para la película, decidí leerme el libro (por enésima vez) ayer mismo antes de ir al cine, para así poder tener una base firme sobre la que poder quejarme comparar.

Esta vez no hay aviso de spóiler. El libro tiene más de 70 años y se lee en una tarde (2 a lo sumo). Si te lo estropean es culpa tuya (es más, os da tiempo a dejar de leer este post, leer el libro y volver a leer este post antes de ir a ver la peli esta tarde).

La película

Esta tercera entrega de la trilogía sigue el más puro estilo de Matrix Revolutions, es decir, sólo sirve para cerrar la saga, nada más. La historia comienza justo en el punto en que terminó la anterior película, sin variación alguna.

Por supuesto, los efectos especiales son espectaculares, la música está perfectamente mezclada con los temas de la trilogía del Señor de los Anillos y la mayoría de los añadidos son muy entretenidos.

Los añadidos

Es de agradecer que la película comience con la batalla con el Nigromante y se vea a Galadriel utilizando todo su poder. Esa parte está muy bien.

La historia de la ciudad del lago es la parte que menos me gustó de la anterior película, y en esta nueva entrega tiene mucha menos importancia, lo que agradecí. No obstante, viendo que Smaug dura sólo 5 minutos en pantalla y que los enanos que se quedaron en la ciudad no hicieron nada, no entiendo por qué no añadieron esos minutos a la segunda película.

La batalla en la colina del cuervo es lo peor de la película con diferencia. Para esta película se han inventado unos combates singulares en la colina del cuervo que no sólo no tuvieron lugar en el libro, si no que convirtieron la muerte de Fili, Kili y Thorin en algo completamente ridículo.

No me quedé después de los títulos de crédito, así que no sé si hay alguna escena, mensaje o algo.

El triángulo amoroso

El añadido del triángulo amoroso entre Tauriel, Legolas y Kili (o Fili, nunca recuerdo el nombre, me refiero al enano imberbe con cara de Liv Tyler y que guarda tanto parecido con el personaje del libro como yo con un rorcual común) merece un caso a parte. La verdad es que Tauriel no pinta nada en la historia, pero todos los hombres agradecemos que la hayan añadido.

La cosa se puede resumir en 3 fases. Primera fase:

  • A Tauriel le mola Legolas, pero no lo dice para que no la echen del bosque.
  • A Legolas le mola Tauriel, pero tampoco lo dice para que no la echen del bosque.
  • Al rorcual imberbe Kili también le mola Tauriel, y éste sí lo dice, porque los enanos no tienen estudios y son unos maleducados (y a éste en concreto le da igual que la echen del bosque).
  • Papá Thranduil no aprueba nada de esto (pero estoy seguro de que también le mola Tauriel).

Segunda fase:

  • A Legolas le sigue molando Tauriel, pero ahora pasa de su padre y se la lleva a Gundabad a ver si hay suerte (su lema es “Si papá pilló aquí, yo también puedo”).
  • A Tauriel le empieza a molar el rorcual, pero Legolas todavía le mola mucho, así que le acompaña a Gundabad.
  • El rorcual sólo piensa en pillarse a Tauriel, porque lleva un año rodeado de enanos y eso puede con cualquiera.
  • Papá Thranduil sigue sin aprobar nada de esto, pero le da igual, porque es el rey de los elfos molones.

Tercera fase:

  • A Tauriel no le gusta que Legolas mencione a su padre cuando están en la colina del amor (Gundabad) porque le corta el rollo, así que le abandona por el rorcual.
  • El rorcual palma sin haberse pillado a Tauriel, pero tiene la decencia de morir delante de ella para hacerlo todo más dramático.
  • Papá Thranduil sigue por ahí molando mucho y se encuentra a Tauriel llorando. Algo le ha debido sentar mal y le debe doler mucho, porque no para de pedir que se lo saquen. Papá Thranduil, en vez de cargársela ahí mismo y terminar con esta chorrada le dice que para eso lo mejor es el Almax y que el pan de lembas hay que tomarlo de poco en poco.
  • Viendo que no pilla ni en Gundabad, Legolas pasa de Tauriel, del rorcual, de su padre y de la madre que parió a Sauron y al anillo y decide irse de colegas con Aragorn, que le han dicho que por lo menos los montaraces tienen birra.

En general la película es bastante entretenida, pero cae en el error de desviarse de la batalla para centrarse en la ridícula muerte de algunos de los personajes. Esto realmente solo nos afecta los que nos gusta el libro más que el comer, ya que si no lo has leído, te parece un paso natural viendo las anteriores películas (aunque queda un poco raro que el final de Smaug tenga tan poca importancia después de todo).

Lo bueno

  • El concilio blanco y la lucha contra el Nigromante: Galadriel repartiendo bofetadas a mano abierta, Elrond con su armadura tope molona y Saruman en plan ninja. Moló mucho.
  • Smaug cargándose la ciudad de Esgaroth: No por nada, si no que simplemente me gustó cómo está hecho.
  • Los elfos: Lo mejor de la trilogía, con diferencia.
  • La fidelidad al libro: parece coña, pero esta película es la más fiel al libro de las 3. De hecho, hay frases completamente planchadas (en momentos o contextos distintos, pero planchadas).
  • El momento “Thorin, tú antes molabas”: Si en la anterior película hubo un momento “Bilbo, tú antes molabas” en esta ocasión le tocó el turno al Thorin emo.  Me reí bastante (una pena que el momento fuese serio).

Otra cosa que me gustó mucho es esa referencia que hacen a la maldición del tesoro de Smaug. Hay una cosa que siempre me llamó mucho la atención en el libro, y es que la motivación de la mayoría de personajes que intervienen en la historia es la codicia. No sólo de los elfos y los propios enanos (de quienes el mismo libro dice que no son buenas personas, más bien todo lo contrario) si no incluso del mismo Bardo, quien accede a liderar a los hombres de Esgaroth a cambio de obtener su parte del botín de los enanos para ayudar a quienes le sigan. Creo que convertir la codicia en esa maldición ha sido una decisión acertada (aunque la forma en que han estropeado el personaje de Thorin sea algo lamentable).

Lo malo

Bufff:

  • Lo poco que dura la lucha contra el Nigromante: Sólo dura 5 minutos (los primeros 5 minutos).
  • Lo poco que dura la muerte de Smaug: Otros 5 minutos (y van después del Nigromante, con lo que lo más guay de la película termina a los 10 minutos).
  • La batalla de los 4 ejércitos: ¿Cuatro? Sí, si alguien encuentra a los lobos que me avise.
  • La muerte de Thorin, Fili y Kili: Ridícula. Si en el libro mueren en medio de una batalla épica, liderando un pequeño ejército de enanos contra miles de orcos, en la película mueren en combate singular que no debería haber sucedido. A parte que la manera en que muere Thorin por culpa de que le pinchan el pie es absolutamente ridícula.
  • Demasiado ordenador: No me malinterpretéis, la película está realmente bien hecha, pero hay momentos que sobran. No me refiero sólo a personajes como Dáin o Legolas, que en algunos momentos cantan mucho, si no a algunos enemigos dentro de la batalla final, como el bicho que carga de cabeza contra la muralla de Valle. Hay momentos tan ridículos que en la sala se escucharon carcajadas a pesar de ser momentos y situaciones serias.
  • Los zapatos de payaso: El retorno.
  • Thorin: Por favor, un actor pésimamente caracterizado interpretando un papel terriblemente desarrollado durante las tres películas. Realmente horrible.

El veredicto

No os voy a engañar, la película es entretenida. Quizás es más larga de lo que debería ser (hay quien dice que hay demasiada cámara lenta) pero a los fans del libro les va a gustar más que las anteriores. ¿Es recomendable? Sí, yo creo que merece la pena ir al cine a verla.

Un saludo.

Anuncios

Etiquetas: ,


A %d blogueros les gusta esto: